Todd Mcfarlane


Anuncios

Este cómic es uno de mis favoritos, Spawn es un antiheroe, su verdadero nombre es Al Simmons quien era un agente de la C.I.A. estadounidense y murió traicionado por su propia organización, al morir un demonio llamado malebolgia lo persuadió prometiendole devolverle la vida, pero todo esto a cambio de que lidere el ejercito del infierno contra la próxima guerra contra el cielo el armaggedon.

Pero como son pactos con un demonio, este no fu? del todo sincero, y le devolvió la vida a Al Simmons 5 años despu?s de su muerte.

Le borró toda su memoria y además su esposa Wanda se había casado ya con su mejor amigo y tenían una hija, Cyan.

Definitivamente la historia es muy buena, debate sobre que es lo verdaderamente bueno y que no, dandole un cáracter más humano y más “real” , veremos a Spawn en situaciónes bastante complicadas en las cuales tendrá que decidir moviendose dentro de ambos mundos, eldel bien y el del mal.

http://sharedzilla.com/en/get?id=131803

http://sharedzilla.com/en/get?id=131881

http://sharedzilla.com/en/get?id=131898

Aqui os presento unos SALVAPANTALLAS creados a partir de portadas de comics, ire actualizando la serie, espero que os sirvan.

http://www.gigasize.com/get.php?d=w69yf2d934f

 

Este archivo .rar incluye los siguientes comics:

tintin1.jpg

Todd McFarlane fue el artista que renovó Marvel, primero con Hulk y luego con Spiderman. Todo empezó cuando desobedeció “la Maravillosa Manera Marvel” de hacer cómics. Todos los autores le daban a los personajes acción, potencia, impacto. Todd McFarlane hizo más que eso. Le daba impacto, pero no seguía el estilo de dibujo y ponía a Spiderman en unas posturas imposibles, y, como dijo Jim Salicrup, director artístico de Marvel en aquellos tiempos, hacía “telarañas spaghetti”. Todos los dibujantes de Marvel le repetían continuamente: “así no se dibuja a Spiderman”. A él no le importaba lo que dijeran y seguía dibujándole en posturas imposibles. Cuando le sustituyó Erik Larsen utilizó el mismo estilo que él, haciendo casi imposible el diferenciar un cómic de McFarlane y otro suyo. Solo el Bullpen notaba que las telarañas de Larsen parecían más sólidas, aunque también les daba forma de spaghetti. Todd McFarlane volvió en 1990 con el primer número de una nueva colección llamada simplemente Spider-Man. El resultado fueron 2.500.000 de ejemplares el primer día: El cómic más vendido de la historia. Y un dato curioso: Todd McFarlane odia dibujar telarañas.